Ley McKinney-Vento para Niños y Jóvenes sin Hogar

Descargar Programa
Download Program

PROPÓSITO DEL PROGRAMA

El Programa de Educación para Niños y Jóvenes sin Hogar (EHCY, por sus siglas en inglés) está autorizado bajo el Título VII-B de la Ley McKinney-Vento de Asistencia a Personas sin Hogar (42 U.S.C. 11431 et seq.) La ley McKinney-Vento está diseñada para abordar los desafíos que enfrenta el estudiantado sin hogar en el proceso de inscribirse, asistir y tener éxito en la escuela. Según esta ley, las Agencias Educativas Estatales (SEAs, por sus siglas en inglés) deben garantizar que cada niño o jóven sin hogar tenga acceso a la misma educación pública adecuada y gratuita, incluyendo educación prescolar pública, que los niños y jóvenes con hogar. Deben tener acceso a la educación y servicios relacionados que necesiten para alcanzar los estándares estatales de aprovechamiento académico que se espera que todo el estudiantado alcance. Además, no pueden ser separados del entorno escolar regular.

Las actividades permitidas pueden incluir, pero no se limitan a :

  • Tutoría, educación complementaria, y otros servicios educativos que apoyen al estudiantado sin hogar a alcanzar los mismos estándares estatales que se esperan que todo el estudiantado alcance.
  • Evaluaciones expeditas de estudiantes elegibles para medir sus fortalezas y necesidades.
  • Desarrollo professional del personal docente y personal de apoyo educativo para mejorar su comprensión de las necesidades del estudiantado sin hogar.
  • Referidos de estudiantes elegibles a servicios médicos, dentales, mentales y otros servicios.
  • Asistencia para sufragar el costo de transportación que no se proporciona de otra manera a través de fondos federales, estatales o locales, para permitir que los estudiantes sin hogar permanezcan en su escuela de origen.
  • Programas de educación temprana apropiados para el desarrollo de niños sin hogar en edad preescolar que no se proveen por otros fondos federales, estatales o locales.
  • Servicios y asistencia para atraer, involucrar, y retener al estudiantado sin hogar.
  • Programas de mentoría fuera del horario escolar/Programas de Verano
  • Pago de tarifas y costos asociados con el seguimiento, obtención y trasferencia de los expedientes necesarios para la inscripción.
  • Educación y capacitación para padres y tutores de estudiantes sin hogar sobre sus derechos y otras actividades diseñadas para aumentar la participación significativa.
  • Coordinación entre escuelas y agencias que proveen servicios a estudiantes sin hogar con el propósito de expandir y mejorar estos servicios.
  • Apoyo educativo especializado, incluyendo consejería para la prevención de la violencia.
  • Programas que aborden las necesidades particulares que pueden surgir de la violencia doméstica y los problemas de salud mental o abuso de sustancias de los padres.
  • Proveer materiales escolares, incluyendo los que se distribuyen en albergues o facilidades de vivienda temporera, u otros lugares apropiados.
  • Brindar servicios extraordinarios o servicios de emergencia necesarios para permitir que los niños y jóvenes sin hogar asistan a la escuela y participen plenamente de las actividades escolares.